¿Quién dice hoy que la paz es importante?

Entrevista a Alberto Quattrucci en Revista Alfa y Omega

«Hay que reinventar el diálogo» , asegura Alberto Quattrucci, secretario general del Encuentro Internacional de Oración por la Paz que Sant’Egidio organiza en Madrid del 15 al 17 de septiembre

Madrid se convertirá en la capital espiritual de la paz. Más de 400 personalidades religiosas, intelectuales, humanistas y representantes de organizaciones de la sociedad civil y de la política se darán cita en el Encuentro Internacional de Oración por la Paz organizado por la Comunidad de Sant’Egidio y el Arzobispado de Madrid con el lema “Paz sin fronteras

A medida que avanzan los preparativos, se van conociendo los nombres de algunos participantes. Entre ellos, destaca el alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi; Jeffrey Sachs, asesor del secretario general de Naciones Unidas para los Objetivos del Milenio; el presidente de la República Centroafricana, Faustin-Archange Touadéra; Mohammed al Mahrasawi, rector de la Universidad de Al Azhar, principal institución académica del islam suní, o el rabino jefe de Tel Aviv, Israel Meir Lau.

Uno de los últimos en sumarse a la lista es el nuevo alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, que el 11 de julio confirmó su participación en una mesa redonda sobre ciudades. Lo hizo durante el encuentro que mantuvo, en el Palacio de Cibeles, con el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro; el secretario general de los encuentros, Alberto Quattrucci, y la responsable de Sant’Egidio en la archidiócesis, Tíscar Espigares.

Personas que, sobre todo, hacen

En declaraciones a Alfa y Omega, Quattrucci destaca que, además de los nombres más conocidos, acudirán a Madrid «personas muy significativas, no solo por lo que vayan a decir sino sobre todo por lo que hacen: son constructores de diálogo, de paz, de futuro». Cita como ejemplo a Latifa ibn Ziaten, musulmana francesa de origen marroquí que, después del asesinato de su hijo, se comprometió en la construcción de la paz. «Este encuentro va a ser una gran experiencia de vida».

Estas citas internacionales convocadas por Sant’Egidio nacieron a raíz del encuentro de oración por la paz convocado por san Juan Pablo II en 1986 en Asís, y se vienen celebrando anualmente desde entonces. Quattrucci subraya que uno de los objetivos de la edición de este año, más allá de los temas de actualidad que se van a tocar (las migraciones, la situación de Europa, la relación con el islam o los desafíos económicos), es superar una concepción del diálogo reducida a «hablamos y nos respetamos». «Hay que reinventarlo, encontrar un nuevo lenguaje». Es algo necesario –explica– porque hoy en día no solo hay muchos conflictos abiertos en todo el mundo, sino que, además, estamos en «un tiempo de crisis. Si hoy dices que la paz es importante, ¿quién está de acuerdo? Los políticos dicen que no. Ni siquiera los creyentes, ni los cristianos» apoyan unánimemente una afirmación tan sencilla.

Por eso, hay que buscar nuevos puntos de encuentro. «Si constatas que hoy en el mundo hay muchos conflictos, con eso tienen que estar de acuerdo. Entonces se puede plantear: “¿Qué razones buenas puede haber para construir la paz?”. Debemos volver a encontrar intereses» comunes –sostiene–, y construir desde ahí.

Descarga la versión impresa aquí